Nuestra historia

Casa Grego
y Casa da Figueira

Nacen de un proyecto personal, avalado por el valor emocional que me transmiten estas tierras.

Pertenecientes a la familia Gregorio, datadas en el año 1900, han sido restauradas en 2017 desde el respeto a la memoria de su estructura y apostando por la evolución en sus comodidades.

Dedicadas ahora al servicio Rural y destinadas a todos los públicos, con un especial guiño a las personas de movilidad reducida.
Ubicadas en un paisaje mágico, situadas en la Parroquia de Sela, ayuntamiento de Arbo, cuyo apellido es la excelencia vinícola y gastronómica sin duda alguna aportado gracias a sus fantásticos viñedos, cepas autóctonas de nuestro preciado vino Albariño, bañadas por el Gran Río Miño en su paso por nuestro enclave y de cuyas aguas extraen a la protagonista de nuestra fiesta gastronómica más importante, la Lamprea.
De visita obligada conocer las diferentes Bodegas, recorrer sus viñedos, reconocer sus fructíferas cepas y en un paseo por la naturaleza, visitar las famosas “Pesqueiras”, dignas de mención puesto que forman parte del valor cultural y social de nuestro Pueblo ya que fueron el gran pilar del crecimiento económico y turístico de este Ayuntamiento.

Los paisajes montañosos, las rutas inimaginables y los deportes de aventura son solo los aperitivos de este lugar único.

Cabe nombrar la proximidad con nuestro país vecino Portugal, al que visitar resulta cercano ya que en apenas pocos kilómetros se encuentra el Puente Internacional, que facilita poder disfrutar también de la riqueza cultural e histórica de este fantástico país.